Cianuro en gotas XV

Eduardo Samán confirmó que la agresión que sufrió la madrugada del 3 de octubre no fue un intento de robo, si no un atentado para asesinarlo. Entrevistado por Vladimir Villegas en Globovisión, Samán relató cómo fueron los hechos y las inconsistencias en la hipótesis de un simple robo. El mismo presidente de Indepabis no descarta ninguna opción sobre la autoría intelectual, pues aunque existen mafias muy golpeadas por su actuación, no descarta el origen político. La realidad es que Samán tiene poderosos enemigos desde dentro del chavismo, incluyendo a Rasputín, que se movilizó para que los medios públicos no hablaran del tema y los cuerpos policiales no informaran, para forzar a los privados a mantener el hermetismo por falta de noticias. En este momento cobra especial interés revisar los brutales ataques contra Samán proferidos por Tareck el Aissami, quien a través de su asalariado Jesús Almeida, actuando bajo la cuenta twitter N33, incluso lo amenazó de muerte.

Tras las rejas e imputado está el antiguo gerente de importaciones de Cadivi, el comandante Francisco Navas Lugo y su sobrino José Daniel Stekman Lugo. Ambos manejaban una red que otorgaba divisas a quienes pagaban jugosas comisiones. Por esa vía se le causó un enorme daño a la república, no sólo patrimonial. Esos hampones hacían imposible obtener dólares para importaciones legítimas, porque si fuera fácil el trámite ¿quién iba a pagar sobornos? Estos criminales son parcialmente responsables de la odisea burocrática que deben sufrir las personas para realizar importaciones, y la única causa diferente al sabotaje del desabastecimiento.

Definitivamente, hay un componente que debe analizarse psiquiátrica y no políticamente en el comportamiento de las bases antichavistas. Todavía a estas alturas se calan con obediencia bovina los desplantes, mentiras y exageraciones de sus “líderes”. El tema de la ley habilitante saca a relucir, como de costumbre, las peores facetas opositoras. Un delincuente llamado Elías Matta, que cobraba una verdadera fortuna mensual como “asesor” primero de Manuel Rosales y luego de Pablo Pérez, ahora dice que la habilitante es “el mayor chantaje político de nuestra historia”. Este pendejo no explica en qué consiste el chantaje ni a quien se chantajea, además de la ridiculez de exagerar con calificativos como “mayor de nuestra historia”. Cuesta trabajo determinar quiénes son más bolsas, si los “jefes” que dicen tamaño disparate, o las ovejas que los siguen.

Con la liberación de los asesinos Guevara, Luisa Ortega Díaz lograría varios objetivos. Uno de ellos sería la muerte de funcionarios como el ex fiscal Gilberto Landaeta o el ex juez Gúmer Quintana, que participaron activamente en el caso Danilo Anderson y por lo cual fueron cruelmente perseguidos por la actual Fiscal General, que hasta los imputó por motivos nimios. El dinero de Nelson Mezerhane mueve montañas en la Fiscalía. La derecha actúa con bríos en el Ministerio Público para lograr que liberen a los “presos políticos”, como ellos llaman a terroristas y asesinos a sueldo.

Fuerte malestar causó entre los dirigentes chavistas el prematuro lanzamiento de la candidatura presidencial de Tareck el Aissami. Incluso otros gobernadores que están a la espera se molestaron con el narco de Aragua, por el aquelarre que celebró en Maracay, donde se dedicó a adular a los empresarios y a jalarle bolas a Alberto Vóllmer Marcellus, a quien pintó como una especie de modelo a seguir. El Vóllmercito es fabricante de ron, acaparador y engordador de tierras, además de corrupto congénito. El Tareck se presentó como el ala conservadora del chavismo, promotora de los “derechos” de los empresarios y promotor de “seguridad jurídica”, que para las mafias empresariales quiere decir el derecho a explotar a los trabajadores y garantizarse que el Estado les otorgue grandes ganancias.

Una verdadera tragedia vivieron este miércoles millares de venezolanos, cuando un grupo de malhechores trancó la autopista Gran Mariscal de Ayacucho, a la altura del terminal de Oriente. Estos facinerosos provocaron el cierre de la vía durante horas, para desgracia de quienes tras una jornada de trabajo, pretendían regresar a sus hogares. Para más daño a la nación, los hampones actuaron mientras hay un puente caído, que provoca fuertes retrasos adicionales a quienes van a la región oriental Como es habitual, los cobardes encargados del orden público no actuaron contra los delincuentes.

Por cierto, Luisa Ortega Díaz asegura que trancar vías de comunicación no es un delito. En reiteradas ocasiones y hasta por los medios de comunicación, la Fiscal ha sostenido esa peregrina tesis, que permite que los escuálidos realicen guarimbas sin riesgo a consecuencias. El código penal dice algo bien distinto:

Artículo 357. Quien ponga obstáculos en una vía de circulación de cualquier medio de transporte, abra o cierre las comunicaciones de esas vías, haga falsas señales o realice cualquier otro acto con el objeto de preparar el peligro de un siniestro, será castigado con pena de prisión de cuatro años a ocho años.

Para más inri, quien deja en ridículo a ese compendio de la ignorancia jurídica es la propia página web del Ministerio Público, de donde se tomó esta cita del Código Penal http://www.mp.gob.ve/c/document_library/get_file?uuid=4d73d650-7f5c-4fb1-8206-b2355fcdef65&groupId=10136

Tremenda democracia tienen los gringos. Alrededor de 10 mil personas participaron en Wáshington en una marcha absolutamente pacífica a favor de la reforma migratoria. La policía atacó a los manifestantes y se llevó decenas de presos. Entre los apresados figuran nada menos que 8 parlamentarios que respaldan modificar las condiciones de los emigrantes. Y luego el sucio Barack Obama pretende dar clases de derechos humanos, cuando gobierna en un país donde se penaliza la manifestación.

Otra “ejemplar” democracia es la británica. El capo del MI5 (espionaje), Andrew Parker, defendió y dice que mantendrá los planes de espionaje telefónico a todos los ciudadanos. Como de costumbre, este sicario de la reina usó como excusa la lucha contra el terrorismo. En Venezuela, donde hay una democracia de verdad, también hay seres sórdidos como Tareck el Aissami, que utiliza recursos de seguridad de Estado para intervenir y hasta bloquear teléfonos, cerrar cuentas en twitter e impedir la circulación de correos electrónicos. Encima, con dinero robado a la Gobernación, paga el sueldo de un hacker que se jacta, en nombre de Tareck, de las fechorías que comete y presume de la impunidad que le garantiza Luisa Ortega Díaz.

La Embajada de la República Socialista de Vietnam mantendrá abierto un libro para expresar condolencias por la muerte del general VO NGUYEN GIAP, el pasado 4 de octubre, a los 103 años de edad. La sede de esa Embajada está en la Quinta Cigarral, 6ta Avenida, entre 8va y 9na Transversal de Altamira, se podrá firmar del 12 al 14 de octubre de 2013, de 9:00 a 11:30 y de 14:00 a 16:30. El general Giap es uno de los mayores estrategas de la historia, gracias a lo cual un país pequeño como Vietnam ganó guerras contra Japón, Francia, Estados Unidos y China.

Cianuro en gotas apareció en diciembre de 2001, cuando la debilidad mediática del chavismo era absoluta. Lo elaboraba la misma Unidad de Análisis que aún ayuda en su preparación. Actualmente, hay un cerco electrónico contra el periodista Alberto Nolia, promovido por Tareck el Aissami, quien intenta silenciarlo en los medios digitales, tras haber logrado el cierre de Los papeles de Mandinga en VTV. Es un claro e inconstitucional intento de censura por parte de un funcionario. Para romper ese cerco, agradecemos que envíe estos textos a su lista de correos, esté o no de acuerdo con su contenido

Una respuesta a “Cianuro en gotas XV”

Deja un comentario