Cianuro en gotas XL

capriles_daka

El desprecio de Henrique Capriles por la gente se aprecia en las imbecilidades que dice. Ahora anda en plena defensa de los empresarios ladrones, entre otras cosas, diciendo sandeces como que los precios justos se logran con producción. Ese muchacho olvida que buena parte de los precios los imponen los comerciantes, que no producen absolutamente nada. Claro, la foto explica porqué el Enchufado Oral defiende a los ladrones. Ahí se le va dándose la mano con uno de sus financistas: Falles Ramadán Dagga, el dueño de Daka, una de las tiendas donde se roba al consumidor. El despreciable capo de la Logia Gay debería decirle a su amigo Dagga que ponga precios justos.

Todos los voceros escuálidos, desde el capo de Fedecámaras Jorge Roig al Enchufado Oral, manejan desde ahora el mismo discurso, en defensa de los delincuentes que se disfrazan de empresarios para robar: la culpa es de Nicolás Maduro. Debe ser que Maduro obliga a los empresarios a que suban los precios…

Hay delincuentes disfrazados de empresarios que por lo visto creen que la gente es imbécil. Unos malandros agrupados en Canidra, la mafia de los repuestos automotrices, dice que los altos precios en su ramo se deben a la baja producción. La realidad es que volumen de producción guarda muy poca relación con los costos pero, sobre todo, si hay poca producción es por culpa de ellos mismos. Nada ni nadie les impide producir más, especialmente porque el mercado exige esos artículos, de los cuales ellos deliberadamente generaron escasez, para robar más aun. Los choros de Canidra tampoco mencionan el caso de los repuestos importados, el cien por cien de ellos traídos con dólares de Cadivi, pero vendiéndolos al público calculando el dólar negro.

 Guillermo Zuloaga, el antiguo capo de Globovision, es dueño de un concesionario Toyota en Los Palos Grandes. Es la misma empresa a la que se le detectó un acaparamiento de más de 50 vehículos, engordando los precios. Los hampones de Toyota le dejaron seguir representándolos, pese a ser un delincuente confeso, pues Zuloaga dijo la celebra frase autoincriminatoria “sí, es verdad que especulamos, pero generamos puestos de trabajo”. Ya se sabe la ética de Japón, país que tuvo como emperador a Hiro Hito, uno de los peores criminales de guerra de la segunda guerra mundial, que hizo exactamente lo mismo que los alemanes, es decir, exterminio, genocidio, torturas, experimentos “médicos” en humanos y crímenes similares. Murió en su cama, en lugar de en la horca. Un país cuya élite es ésa, no sorprende que se deje representar por un acaparador. Claro, es la misma compañía que vende un Corolla en Panamá o Colombia por menos de 17 mil dólares, pero en Venezuela te cobran casi 100 mil.

También puede encontrar Cianuro en gotas en http://www.facebook.com/mandingavtv

Es verdad que hay especulación, robos y acaparamiento en concesionarios de vehículos y ventas de repuestos. Por eso el gobierno los está fiscalizando. Lo que sorprende es que a los mayores ladrones del sector, es decir, las transnacionales, no las tocan ni con el pétalo de una rosa. Sería bueno saber quién es el alto funcionario culillúo o sobornado que impide investigar a las empresas extranjeras, que son las que más daño hacen en la guerra económica, pues son ellos los que ensamblan e importan carros, y también traen repuestos que venden a precio de oro. La realidad es que alguien con mucho peso protege a las multinacionales, pues todas las intervenciones del Estado son a empresas de capital nacional. Automotrices, aerolíneas y similares están gozando un puyero, pues ni siquiera se molestan en maquillar sus precios.

Llama la atención lo bajo de las sanciones que se aplican a los empresarios ladrones, aunque posiblemente las leyes no permitan nada más. Las multas son de apenas 20 a 50 unidades tributarias, es decir, poco más o menos el precio de una lavadora. Se trata de una sanción ridícula, en momentos en que el Estado debería buscar la ruina definitiva de esos hampones capturados robando, para que los demás se miren en ese espejo.

Para prevenir bloqueos, lo más eficaz es recibir directamente Cianuro en gotas. Para ello basta suscribirse ingresando a www.albertonolia.com En la parte derecha de la página, en un pequeño recuadro rectangular, introduzca su dirección de correo y presione “subscribir”. De inmediato le llegará una invitación, que sólo necesita responder para empezar a recibir diariamente estos textos.

En la página www.albertonolia.com puede encontrar las últimas ediciones de Cianuro en gotas. Es una reserva adicional por si logran bloquear el correo electrónico.

Cianuro en gotas apareció en diciembre de 2001, cuando la debilidad mediática del chavismo era absoluta. Lo elaboraba la misma Unidad de Análisis que aún ayuda en su preparación. Actualmente, hay un cerco electrónico contra el periodista Alberto Nolia, promovido por Tareck el Aissami, quien intenta silenciarlo en los medios digitales, tras haber logrado el cierre de Los papeles de Mandinga en VTV. Es un claro e inconstitucional intento de censura por parte de un funcionario. Para romper ese cerco, agradecemos que envíe estos textos a su lista de correos, esté o no de acuerdo con su contenido.

4 opiniones en “Cianuro en gotas XL”

  1. El gobierno nacional deberia de eliminar de una vez las relaciones comerciales que mantiene con Panama, que es un país de gobierno hostil a Venezuela, además de que es una nación improductiva, que todo lo importa y nos lo vende luego, pero se sostiene porque es un santuario de mafias de narcotraficantes y todo tipo, con bancos que realizan lavados de dinero constantemente, con lo cual sostienen una economia financiera especuladora.

  2. Buenas Tardes
    Sr Nolia La foto es el senador por el partido P.A.N de Mexico su nombre javier Lozano A. Twitter @JLozanoA.Podria confimarlo entre en su twitter y creo que si es
    Cordial saludo Bolivariano

  3. Las medidas económicas que está tomando el gobierno que lideriza Nicolás Maduro están dando sus frutos al desenmascarar a tantos pseudoempresarios que, sin invertir un solo bolívar y apropiándose de las divisas que el Estado les otorga, tienen años robando al pueblo. Sin embargo, estás medidas no pueden quedarse allí. Es la hora de pasar a la ofensiva para el desmontaje del “aparato productivo-especulador” de la burguesía y transformar la economía dejando atrás el modelo rentista petrolero, dadivoso que nada aporta y que mantiene latentes los altos índices de dependencia. Llegó la hora de pasar a la ofensiva y empezar a demostrar que el empoderamiento del pueblo es posible. Llegó la hora de empezar a otorgarle divisas y licencias de importación a las comunas organizadas, a los bancos comunales para que importen bienes e insumos para la producción y la agricultura para la producción de alimentos, desarrollar contralorías sociales que controlen estos mecanismos. La revolución tiene que hacerse sentir si es verdadera.

    Félix Roque

Deja un comentario