Cianuro en gotas XLII

Aunque pueda parecer increíble, los delincuentes disfrazados de empresarios que capturan in fraganti especulando, acaparando y robando, son dejados en libertad  en cuestión de minutos. La última reforma del COPP impide encarcelar a hampones de este tipo. Un grupo de pajúos, encabezados por Tareck el Aissami, decidieron que la mayoría de los delitos, prácticamente todos los que no implican violencia, se sancionan con unas semanas de trabajo comunitario. Eso implica que unos criminales que destruyen la economía nacional, que obtienen ganancias multimillonarias robando a todos los ciudadanos, van a quedar impunes o simplemente con multas. Es insólito que un bolsa que llamó “mis hermanos los internos” a los delincuentes sublevados en El Rodeo, prácticamente sea el que maneja todo lo relacionado con la seguridad.

Esa reforma del COPP fue promovida por narcotraficantes, que no quieren ver tras las rejas a sus clientes. Implica que, por ejemplo, alguien que por estafa, usando engaños pero sin violencia, no va a la cárcel si, por ejemplo le quita su hogar a una familia. Se requiere dosis gigantes de estupidez para pensar que la solución para descongestionar las cárceles no es construir otras nuevas, sino dejar en libertad a hampones peligrosos, que apenas ponen un pie en la calle roban, matan o violan.

La venta aún no hecha pública de un medio de comunicación digital explica las razones por las que Luisa Ortega Díaz ordenó engavetar el caso penal contra Miguel Henrique Otero, por enriquecimiento ilícito. El expediente está claro y ya Boboman debería estar tras las rejas. Ni siquiera ha corrido hacia Miami, puesto que negoció la venta con un narco que tiene vara alta en el Ministerio Público. La realidad es que el capo de El Nazional confesó estar incurso en enriquecimiento ilícito. Inicialmente la Fiscalía se movió con celeridad y todo apuntaba a una pronta orden de captura. Sin embargo, ya es obvio que hubo negociación para vender las acciones de Otero en un medio electrónico, que están a nombre de su pareja, Antonieta Jurado.

Andrés Mata, el capo de El Universal, está mostrando su verdadera ralea con el tema de la especulación. Ningún otro medio defiende más a los ladrones que el de ese sujeto, que presume de católico, va a misa frecuentemente, se da golpes de pecho, anda cerca del Opus Dei y le da tribuna a los curas pedófilos de los Legionarios de Cristo. Hasta a la caricaturista Rayma le dio órdenes de atacar a fondo las medidas en defensa del consumidor y ésta, obsecuente, hasta promueve saqueos e inventa que se producen.

No es sólo en el sector automotriz. Hay una escasez general de repuestos. Incluso muchos artículos de línea blanca no hay cómo repararlos porque los hampones disfrazados de empresarios no los traen al país. Es una tara compleja para el gobierno, pues con la calidad de los comerciantes que tenemos va a tener que importarlos y venderlos directamente.

El caso Compumall destapó una olla grotesca de corrupción. Es increíble que un delincuente como Carlos Sultán aún esté libre y ni siquiera parece que haya intención de enjuiciarlo. A ese hampón le detectaron sobreprecios gigantes en sus importaciones vía Cadivi. Compraba a empresas en el exterior de su propiedad, con costos varias veces superiores a los reales. Sin embargo, no le han puesto los ganchos por resucitar las prácticas de Recadi. Es decir, Sultán no solamente especulaba y vendía a precios de usura, sino que, encima, estafaba a la nación sobrefacturando sus importaciones ¿A cuánto le habrá salido el soborno para seguir libre?

También puede encontrar Cianuro en gotas en http://www.facebook.com/mandingavtv

Henry Ranos Allup afina el lápiz para elaborar la factura contra Henrique Capriles. El capo adeco se prepara para, a partir del 9 de diciembre, cobrarle hasta el último céntimo de las humillaciones, insultos, vejaciones, desplantes y groserías que el Enchufado Oral le hace a todos los dirigentes que no militan en Primero Justicia. Adecos, copeyanos y otros grupos opositores se mueven en Petare para lograr la derrota de Carlos Ocariz, pues así no sólo le quitarían una chequera a los efebos, sino que matarían políticamente al todavía gobernador de Miranda, que quedaría liquidado y a punto de referendo. Un muchacho soberbio y de pocas luces no es rival para políticos veteranos.

Hay seres malignos. Personas dominadas por el odio, la maldad y los prejuicios. Seres vengativos que buscan chivos expiatorios para culparlos por sus propios fracasos. Soraya al Achkar es un buen ejemplo de esa malignidad ruin. Posiblemente el lector recuerde el caso de 6 funcionarios de la Policía Nacional, egresados de la UNES (el disfraz de universidad donde se enriquece la Soraya y sus amigos), grabados cuando disparaban y jugaban con sus armas de reglamento. La broma en cuestión demostró que la UNES es un parapeto inútil para que la Soraya dé contratos a sus amigos y a las ONG que controla. Allí se veía a los policías cruzándose mientras otros disparaban, soplando el cañón de una pistola cargada y ya en acción simple como en un western y otras maniobras que ponen en grave riesgo a quienes las realizan. Quedó claro que esos egresados “universitarios” no tienen ni idea de cómo se usa un arma, pues lo primero que debe aprenderse es a no colocarse en la línea de fuego ni otras posiciones peligrosas. La venganza de la Soraya contra estos muchachos es despiadada, pues demostraron sin buscarlo que la UNES en sus manos es una fábrica de incapaces. Con la complicidad de fiscales sin escrúpulos, seres sin entraña que se prestan para actuar como el brazo armado de los poderosos, quieren encarcelar a esos seis muchachos por larguísimo tiempo, a sabiendas de qué le pasa a los policías cuando van a la cárcel. La Soraya quiere muertos. Por eso, aunque parezca inverosímil, los imputan por peculado de uso (utilizar el arma que el Estado les dio), asociación para delinquir y uso indebido de arma de guerra. La imputación es canallesca y muestra cómo el Ministerio Público se presta a convertirse en instrumento de venganza. La mala intención de los sicarios de Luisa Ortega Díaz se evidencia en los “delitos” que fraguan. Calificar de peculado de uso la utilización del arma de reglamento es una vileza propia de quien dejó sin castigo a los asesinos de Danilo Anderson. Es, además, una espada de Damocles adicional sobre los policías, a quienes ahora esos cómplices del hampa de la Dirección de Derechos Fundamentales los acusará por peculado cada vez que le echen plomo a un delincuente. Lo de la asociación para delinquir no es sino una ridiculez que evidencia una malignidad diabólica. Y lo de las armas de guerra es una vileza rebuscada de unos fiscales que se arrastran ante su ama ¿O será que las armas que usan los policías deben considerarse de guerra? Se sabe que Luisa Ortega Díaz es analfabeta en derecho, hasta el punto de afirmar que no es delito formar guarimbas. Seguro que es de las ignorantes que creen que una pistolita 9 milímetros es un arma de guerra. En todo caso, una vez más se evidencia que el Ministerio Público, que debería ser pieza crucial en la lucha contra el hampa, no es sino la herramienta de venganzas de una rosca de de corruptos y corruptas. Mientras los asesinos, estafadores, secuestradores, violadores y otras alimañas están libres, esos seis muchachos llevan presos desde el 20 de septiembre.

Para prevenir bloqueos, lo más eficaz es recibir directamente Cianuro en gotas. Para ello basta suscribirse ingresando a www.albertonolia.com En la parte derecha de la página, en un pequeño recuadro rectangular, introduzca su dirección de correo y presione “subscribir”. De inmediato le llegará una invitación, que sólo necesita responder para empezar a recibir diariamente estos textos.

Luis Giusti, antiguo capo de Pdvsa y ahora estafador en Colombia con una empresa llamada Pacific Rubiales, no pone un pie en Venezuela. No le tiene miedo al gobierno y menos a nuestro corrompido sistema de justicia. Su temor es a la gente que estafó a través del Stanford Bank. Giusti organizaba reuniones en Aruba, donde entre bonche y bonche, convencía a acaudalados criollos que colocasen su dinero en un banco que no era sino una mampara para robar. Varias de esas víctimas contrataron cobradores motorizados (de esos que van dos en una moto, el de atrás con escopeta o pistola) para ya que no pueden recuperar sus cobritos, hacerle un cariño a quien los robó. Lo cierto es que Giusti vive encerrado en una casa que más parece fortaleza, rodeado de un ejército de espalderos, aterrorizado ante la posibilidad de que uno de los esbirros decida venderlo.

 En la página www.albertonolia.com puede encontrar las últimas ediciones de Cianuro en gotas. Es una reserva adicional por si logran bloquear el correo electrónico.

Cianuro en gotas apareció en diciembre de 2001, cuando la debilidad mediática del chavismo era absoluta. Lo elaboraba la misma Unidad de Análisis que aún ayuda en su preparación. Actualmente, hay un cerco electrónico contra el periodista Alberto Nolia, promovido por Tareck el Aissami, quien intenta silenciarlo en los medios digitales, tras haber logrado el cierre de Los papeles de Mandinga en VTV. Es un claro e inconstitucional intento de censura por parte de un funcionario. Para romper ese cerco, agradecemos que envíe estos textos a su lista de correos, esté o no de acuerdo con su contenido.

2 opiniones en “Cianuro en gotas XLII”

  1. Nolia, la capacidad de asombro ya no nos sorprende para nada sobre todo en las entrevistas que le hacen los periodistas a los analfabetas en siete idiomas, como tu mismo dices, cuando se a personan en sus distintos llamados de convocatoria a manifestar, pero no subestimemos la cantidad de personas que ellos concentran, porque a la hora de ejercer su derecho al voto van todos hacerlo, en cambio nosotros hacemos actos masivos y cierta cantidad de suma consideración no asisten.
    Mucho cuidado con eso, Vamos todos a Votar el venidero 8-D, porque nos estamos jugando La Patria que Soñaba Bolívar y Nuestro Querido e Inolvidable Comandante Chávez; No subestimemos a los Verdaderos Enemigos por demás conocido Imperio Norteamericano, existen las Transnacionales y Corporaciones que han dominado al Mundo durante siglos y que no se rinden para seguir y mantener su hegemonía, lo que tanto nos ha costado y que se llevó la vida de Chávez, aunque para mi fue asesinado y no me queda la menor duda.

Deja un comentario