Cianuro en gotas L

Jorge Liberace Urosa Savino, el capo de la logia gay que controla la Conferencia Episcopal, una vez más sale a dar declaraciones recogiendo el discurso de la MUD. El futuro cardenal arzobispo de Gomorra hasta cuando habla de temas institucionales como exhortar a votar, lo hace recogiendo las falacias opositoras. Seguramente es porque también la MUD está controlada por otra logia homosexual. El prelado ése miente al decir que el chavismo presiona, chantajea o amenaza a los ciudadanos para que voten rojo y asegura que sólo dios sabe por quién se vota.

Luisa Ortega Díaz pone en ridículo este proceso y da pie a que nos acusen de violentar la libertad de expresión. Un pasquín desconocido que circula en Barcelona llamado Hora Sero (sic), publicó una foto de sucesos en su portada el pasado 30 de noviembre. Los bolsas, mojigatos y canallas enemigos de la libertad de expresión, como la jefa del Ministerio Público, anuncian acciones penales contra esa publicación y, como no podía ser de otra forma, será porque supuestamente viola derechos de los niños. Es insólito que se aplique censura en algo que es verdad, como lo son las fotos. E indigna que haya bolsas que coloquen supuestos derechos de los niños a vivir engañados, en un mundo falso donde no hay delitos, por encima del derecho constitucional a estar informados. En Venezuela hay asesinatos y, en consecuencia, las fotos de los crímenes pueden y deben ser difundidas. Mucho mejor estaríamos si a cada rato, en las portadas de los medios, aparecieran fotos de delincuentes con el proverbial mosquero en la boca. De esa forma, muchos muchachos –de esos que las piltrafas dicen defender- verían cuál es el destino de quienes muchas veces son tomados como héroes, modelos de conducta y verdaderos líderes.

Uno de los abusos que genera la cobardía de las autoridades es la instalación, hasta en autopistas, de policías acostados de esos que eufemísticamente llaman “reductores de velocidad”. Cualquier delincuente que monta un tarantín en la vía, coloca uno de esos artilugios a ver si la gente para y les compra. De esa forma, es una pesadilla de alta peligrosidad circular por las carreteras, pues como es previsible, el hampón que los instala no los señaliza, pinta y coloca señales de advertencia. Mientras tanto, gobernadores y alcaldes miran hacia otro lado ante tamaño desafuero, que debe haber cobrado decenas de víctimas mortales y numerosos daños a vehículos. Uno d elos últimos incidentes se produjo en Biscucuy, donde en la carretrra que la une con Guanare la plagaron de obstáculos. Los transportistas armaron una guarimba para exigirle al bolsa del alcalde, Rafael Calles, que resuelva el problema.

Cuesta entender cómo en sectores populares logra alguna penetración el partido de los partidos. En efecto, Primero Justicia no es sólo una logia gay, sino un conglomerado de racistas y clasistas, que odian al pobre, al clase media y no digamos al indio o al negro. Si uno ve la dirigencia de los partidos revolucionarios, observa que allí hay gente de todas las razas, con la mezcla normal del venezolano. En PJ, por el contrario, hay sólo catiritos homosexuales, de clase alta y caracterizados por el desprecio hacia todo el que no es como ellos.

La loquita que controla la Policía Nacional, Soraya el Achkar, una vez más demuestra su aislamiento del mundo real y su inmersión en los prejuicios pequeñoburgueses. Ahora decidió prohibir a los funcionarios de ese cuerpo que usen el celular. Es decir, la salida extremista del desclasado, de la persona sin moral ni principios, que simplemente actúa por impulsos, sin usar el limitado cerebro que poseen. Resulta que trabajadores que no están en una oficina, sino en la calle, quedan incomunicados de sus familias incluso para una emergencia. Porque lo que debe prohibirse es que esos funcionarios no hagan otra cosa que chatear o hablar, pero es profundamente inmoral vetarles el uso del teléfono. De hecho, la Soraya cuando se desplaza en sus carros blindados, rodeada de numerosa escolta, no hace otra cosa que hablar por teléfono.

Hay países gobernados por canallas. Estados Unidos e Israel son un buen ejemplo de Estados terroristas, que pretenden imponer al mundo su criminal visión del poder. Ratas como Barack Obama o Benjamín Netanyahu están ahora en feroz campaña para destruir la Unesco. Pretenden obligar a cerrarla por la elemental vía de dejarla sin recursos. Los sucios que mandan en Israel y EEUU decidieron dejar de pagar sus cuotas a esa organización por el terrible crimen de haber admitido en ella a Palestina. Como es lógico, ningún baboso de la oposición criolla ha dicho ni media palabra condenando ese hecho.

No sólo son corruptos, también son ineptos los integrantes de la camarilla que controla el Seguro Social. Son tan bolsas e incompetentes, que hasta para cobrar son malos. En los bancos donde se pagan las cotizaciones, simplemente se agotaron las planillas. En pleno siglo XXI, con ley de gobierno electrónico en vigencia, el IVSS no recibe transferencias para esas operaciones, con las cuales podría tener controlado y centralizado el ingreso de fondos. Claro que a lo mejor lo que buscan es que no haya control, pues en el desorden medran los ladrones…

También puede encontrar Cianuro en gotas en http://www.facebook.com/mandingavtv

Para prevenir bloqueos, lo más eficaz es recibir directamente Cianuro en gotas. Para ello basta suscribirse ingresando a www.albertonolia.com En la parte derecha de la página, en un pequeño recuadro rectangular, introduzca su dirección de correo y presione “subscribir”. De inmediato le llegará una invitación, que sólo necesita responder para empezar a recibir diariamente estos textos.

En la página www.albertonolia.com puede encontrar las últimas ediciones de Cianuro en gotas. Es una reserva adicional por si logran bloquear el correo electrónico.

Cianuro en gotas apareció en diciembre de 2001, cuando la debilidad mediática del chavismo era absoluta. Lo elaboraba la misma Unidad de Análisis que aún ayuda en su preparación. Actualmente, hay un cerco electrónico contra el periodista Alberto Nolia, promovido por Tareck el Aissami, quien intenta silenciarlo en los medios digitales, tras haber logrado el cierre de Los papeles de Mandinga en VTV. Es un claro e inconstitucional intento de censura por parte de un funcionario. Para romper ese cerco, agradecemos que envíe estos textos a su lista de correos, esté o no de acuerdo con su contenido

Deja un comentario